Castillo es el mayor peligro para los robadores en MLB

SANTO DOMINGO. Con el madero y a pesar de perderse 55 partidos por lesiones, Welington Castillo puede lograr este 2017 marcas personales en algunas categorías ofensivas, pero la que probablemente le genera mayor satisfacción es la que coquetea conseguir con su brazo.

Castillo es el receptor con el porcentaje más alto de aciertos sacando corredores en intento de robos de todas las Grandes Ligas. Y no es que ha hecho out a dos de cuatro que han tratado de hurtar las bases, es con una muestra apreciable.

El máscara de los Orioles ha “cazado” al 50% de los corredores que han intentado robarse las almohadillas. Son 22 de los 44 que se han atrevido a usurpar las bases que han fracasado en el intento, gracias, en gran parte, a la velocidad del brazo del de San Isidro.

Un porcentaje que casi dobla la media de la MLB, que de acuerdo a Baseball-Reference llega al 26%.

En términos absolutos, solo cuatro receptores acumulan más atrapadas que Castillo. Tucker Barnhart (27), Martín Maldonado (24), Yan Gomes y J.T. Realmuto (23).

A nivel porcentual, Castillo tiene detrás a Barnhart (47.3%), Gomes (44.2%), Jeff Matthis (43.3%) y Maldonado (40.0).

Gilberto Reyes es el único dominicano que ha terminado como el receptor con más nivel de aciertos con 53.1% en 1991 en una temporada que trabajó en 80 partidos para los desaparecidos Expos de Montreal. Hizo outs a 43 de los 81 hombres que desafiaron su “fusil”.

Si bien el robo no solo depende de la rapidez con que se lance la pelota después que llega a las manos del catcher (influye el tiempo que el corredor le tome al pitcher, su velocidad y hasta la habilidad del defensor que reciba) el tiro desde el plato suele hacer la diferencia.

De acuerdo a Statcast, de los corredores que se estafaron bases en 2016 los lances de los receptores salieron a una velocidad de 78.8 millas por hora. Cuando fueron puestos outs, los tiros se desprendieron a 80.1 mph.

El promedio del “tiempo de tiro” para hacer out, el lapso entre la soltura de la pelota por el receptor hasta que el infielder la recibe, es 1.26 segundos.

En el curso anterior, de 257 hombres que se fueron a robos solo 48 fueron atrapados cuando el “tiempo de tiro” fue inferior a 75 mph para el 18.7%. En cambio, de 328 que intentaron la estafa cuando los tiros fueron sobre las 82 millas 148 fueron puesto out, para el 45.1%.

Castillo, de 30 años, ha promediado una velocidad de 88.6 mph esta temporada, lo que explica su ascenso. En su carrera promedia un 33% de aciertos sacando robadores (de 384/128).

Pero el “machete” no lo es todo. Francisco Cervelli promedia 91.3 mph, pero apenas saca al 20% de los corredores (11 de los 55).

Tras debutar en el Big Show en 2010 con los Cachorros, Castillo encontró mayor espacio en 2013 y en 2015 estuvo en tres equipos (Chicago, Seattle y Arizona). Fue en el desierto con los Diamondacks donde su carrera toma vuelo y donde estuvo hasta 2016. En la temporada muerta, Baltimore decide dejar ir a Matt Wieters, un cuatro veces All Star, y da al dominicano un contrato de dos temporadas y US$13 millones.

Be the first to comment on "Castillo es el mayor peligro para los robadores en MLB"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*